Buscar
  • Global CFF

Incertidumbre, la única certeza

Mucho se ha dicho sobre el enorme cimbronazo que impactó en todo el planeta con la pandemia del coronavrius, sin precedentes cercanos en el mundo moderno. En el ámbito del trabajo el golpe fue profundo, en especial en nuestra región, acentuando y acelerando procesos que ya venían creciendo rápido. Pero no quiero detenerme a hablar de la pandemia, sino a lo que a partir de allí quedó al descubierto: una necesidad imperiosa de actualización profesional para no quedarse afuera del nuevo mundo laboral; y esto aplica tanto para las personas que están trabajando como a aquellas que están en procesos de búsqueda y/o de transición de carrera.


Se proyecta que el impacto que tendrá en nuestras vidas todo lo vinculado a la inteligencia artificial, la robótica y la tecnología será superior a lo que en su momento produjo la aparición de internet. Cambia todo, todo el tiempo, por lo que podemos afirmar que la única certeza es la incertidumbre y para ese escenario debemos prepararnos. Cerca del 65% de los niños que se encuentran actualmente en edad escolar serán el día de mañana profesionales especializados en trabajos que aún no existen. Los plazos son mucho más cortos y la alta volatilidad del entorno obliga a ir ajustando los planes en paralelo a su implementación. Nos tenemos que formar para lo que no existe aún. Es así donde el conocimiento técnico de una persona de alguna manera se relativiza, pasa a ser una condición necesaria, pero no suficiente, y muy posiblemente de menor importancia frente a la necesidad de desarrollar otras habilidades más generales, actitudinales, denominadas blandas o soft skills.


Nada nuevo, esto es algo que ya se venía viendo venir, la novedad estuvo en la enorme aceleración que tomó en el último año y medio, donde este tipo de habilidades fueron las grandes protagonistas, en el enfoque y en la tecnología. Pero no queda acá, esto es apenas un punto de partida y aún no hemos visto casi nada del impacto emocional y psicológico que tendrá esta pandemia en el mundo entero cuando logremos salir definitivamente, con segura influencia en lo actitudinal y en nuestras formas de vida, con repercusión directa en lo profesional.


Reskilling y Upskilling son dos términos que se han convertido en tendencia en el ámbito de Recursos Humanos, ya que se refieren a la necesidad de adquirir o ampliar nuevas competencias de un colaborador, una prioridad para muchas empresas debido a la rápida evolución del mercado por la velocidad con la que la tecnología está cambiando los modelos de negocio y, en consecuencia, la necesidad de atraer nuevos tipos de perfiles, más digitales o con skills diferentes a las que históricamente existían en la empresa. Este proceso de digitalización hace que las empresas y su gente tengan nuevas necesidades, requiriendo incrementar o complementar sus habilidades y conocimientos a lo largo del tiempo.


El objetivo es, entonces, crear un camino de crecimiento y desarrollo totalmente personalizado que pivotee sobre las capacidades de la persona, sus intereses profesionales y sus habilidades para diseñar las experiencias futuras que les prepararán para los puestos que prevemos que necesitará el mundo actual. Se trata de presentarles las oportunidades de desarrollo profesional que sabemos que buscan, señalándoles dónde deben mejorar y cómo pueden hacerlo.


En definitiva, para las empresas, invertir en planes de reskilling y upskilling de las competencias las ayuda a ejecutar los cambios más rápidamente y a ser más competitivas. Situaciones como la del covid-19 dejaron al descubierto las debilidades digitales de muchas compañías, que dificultan la productividad en modelos de trabajo remotos y digitales.

Estamos ayudando a las empresas a poner en marcha planes de formación con metodologías adaptadas a cada organización, para que la adopción de nuevas skills sea más fácil para todos los implicados.


Tanto las habilidades técnicas como las blandas son competencias dinámicas, evolucionan y requieren de actualizaciones todo el tiempo, por lo que hay que medirlas y monitorearlas periódicamente, además de desarrollarlas de manera permanente. En Global CFF lo hacemos, y tenemos programas integrales para Diseño y Transición de carrera que aplicamos con herramientas tecnológicas innovadoras, que pueden abordarse desde lo individual o bien para grupos de trabajo. Podemos ayudar a las personas a adquirir habilidades que les permitan adaptarse a las nuevas tareas diarias de un trabajador en la era digital, ya sea que está trabajando, en búsqueda o en transición de carrera.


Nancy Sirker Polanco

Directora de Global CFF Costa Rica

Directora de Gente de Talento, Directora de Benziger International





44 visualizaciones0 comentarios